Páginas

19 diciembre 2012

Jornada de análisis sobre la situación social rafaelina

En octubre se realizó una Jornada de Análisis sobre la situación social de la comunidad rafaelina. El ejercicio de análisis de la situación social de la comunidad partió de compartir algunos datos duros provenientes del Relevamiento Socioeconómico Rafaela 2011 (junio), encuesta oficializada por el IPEC Santa Fe desarrollada por el ICEDEL de la Municipalidad de Rafaela y las percepciones que poseen los representantes de las entidades participantes. 

El gran capital social que tiene la ciudad en sus instituciones es el valor a potenciar y desarrollar, porque ellas logran además, un gran efecto multiplicador de los escasos recursos que administran.
Cabe aclarar que el "focus group" invitado a participar del encuentro estuvo conformado por las instituciones que presentaron proyectos a IncluiRSE y por lo tanto su problemática está enfocada a "familia, niñez y educación":Las instituciones que participaron fueron: La Escuela N° 1186 “Dr. Lisandro de la Torre”; Escuela Especial N° 2.027 Melvin Jones; Escuela N° 851 “Ángela de la Casa”; Asoc. Civil Umbral; Asoc. Civil Barbiana (Casona de los Pibes); Cooperativa de trabajo Nueva Tierra; Hogar Granja El Ceibo; Fundación Progresar; Club Independiente e IncluiRSE.

  • Los objetivos del encuentro fueron: Compartir impresiones y percepciones, tanto individuales como institucionales, sobre la situación social de la ciudad de Rafaela. Construir una aproximación participativa a la situación social de la comunidad. Identificar puntos de consenso y disenso. Delinear acciones deseables y comunes, en caso que las hubiera, como próximos pasos

  • Principales resultados
En un breve repaso de los resultados alcanzados se cuentan la caracterización de la situación social a partir de tres elementos centrales:
Desde lo económico, se observa una situación controlada desde el ámbito público a partir del aumento planes sociales y de asignaciones familiares que denotan necesidades básicas cubiertas en los distintos grupos a partir, fundamentalmente, de un cambio de políticas emergentes de años

de fuerte crisis y que son mantenidas por la “bonanza económica y el crecimiento actual del país”.                                                    
Desde los valores, se observa un progresivo deterioro que atraviesa tanto los vínculos familiares y como los sociales e impacta en la valoración y ejercicio de algunos ejes tradicionales como la educación y el trabajo. .Desde la estructura, una visión de desintegración social y familiar que pone en evidencia el consumismo y el individualismo como formas prioritarias de relación con el entorno.


Entre los posibles problemas existentes se identifican:                                                                                    A nivel global, la desintegración social y familiar que es a su vez causa de los problemas.                             A nivel puntual, la extensión de problemas emergentes como son las enfermedades sociales (alcoholismo, drogadicción), la violencia social y familiar, la delincuencia juvenil y distintas formas de estigma como la discriminación.
Sobre los grupos y territorios más vulnerables o afectados donde hubo amplio consenso en observar que el grupo poblacional más afectado es el adolescente (entre 13 y 18 años de edad), seguido por el de niños (3 a 12 años) y el de jóvenes (entendido como de 19 a 26 años) de todas las clases sociales, pero quizás los barrios periféricos son los más permeables a esta problemática y se detectan con más fuerza ciertos síntomas, pero la problemática está en toda la sociedad con distintas características.
Entre las principales causas que dan origen a la situación social de la red social de contención descripta se encuentran:


.La débil constitución de los hogares y el paso de una educación rígida y autoritaria a una totalmente lacsa y con falta de límites;
A nivel de la comunidad, la falta de redes sociales de contención y la progresiva incidencia de la cultura consumista;
A nivel de las instituciones, no obstante se reconocen los esfuerzos en todos los sectores se observa una falta de articulación de los recursos existentes en el tejido social que los hace insuficientes.
.
Entre algunas de las posibles soluciones se identificaron:
.Apoyar la mejora de la política social y educativa a través del fortalecimiento y la construcción de nuevas redes donde participen coordinadamente instituciones de bien público, escuelas, el estado, etc.
.Propender a un cambio de paradigma para del abordaje de los problemas sociales que priorice la mirada integradora e interdisciplinaria uniendo los aspectos que hacen a la Infancia/adolescencia y familia.
.Aportar a pensar y construir una nueva institucionalidad que permita dar respuesta a las complejidades crecientes de la realidad social.

Los resultados de este informe están a disponibles en la web de CCIRR y en el blog de IncluiRSE